Experiencias

septiembre 18, 2016

Cenas de vendimia

“Pan de uva picapoll del horno Monell, tomates autóctonos de la Finca Arnaules, filete de ternera de las Pastures de Castelltallat con un toque de trufa de Tofonera del Bergadà, carquinyolis de Cal Jaume de Marganell…”

Éstas son algunas de las muchas delicias de una cena que bien podría titularse “el sueño de una noche de verano”.  El marco es un castillo medieval del siglo X, el de la bodega Oller del Mas, en Manresa.  El escenario, una terraza con vistas al viñedo y a la luna que asomará pronto. La localización, una mesa sutilmente adornada por los manjares además de distintos detalles decorativos igual o más apetecibles. Productos autóctonos y auténticos dispuestos elegantemente sobre el mantel y una luz tenue para armonizar con las conversaciones que sugieren los vinos de la bodega de la DO Pla de Bages. Alimentos con sabor original. Calidad.  

*Oller del Mas / Cedida

Es época de vendimia. En Oller del Mas se recogen las uvas de noche y comprobamos antes de la apetecible cena, como el syrah entra sano y con la piel tersa en la bodega. Siempre que es posible, la vendimia se realiza manualmente y se carga en cajas de 15 quilos para que llegue intacta a la bodega. Los propietarios han realizado una apuesta tecnológica muy importante  para preservar su calidad. Sólo hay 30 bodegas en el mundo que dispongan de una máquina despalilladora que separe la uva de la parte herbácea como ven en la imagen. La mano que la sostiene es la del mejor sumiller de España y de Cataluña 2016, Josep Pelegrín.

*Autora: Ruth Troyano

Tras el espectáculo de comprobar la precisión tecnológica del aparato, dejamos la bodega y nos trasladamos al castillo medieval, de nuevo. Un espacio majestuoso, ahora suavemente iluminado, por donde las visitas se entretienen cuando practican enoturismo. Este año, Oller del Mas ha recibido el premio de mejor experiencia enoturística en la categoría de bodega en la segunda edición de los Premios de Enoturismo de Cataluña por sus “cenas de vendimia”.

Captura de pantalla 2016-09-19 a las 13.00.36

Antes de alcanzar la terraza, nos adentramos en las profundidades del castillo que esconde antiguos lagares de piedra y cerámica, espacios ahora reconvertidos en cementerio de vinos y mesa de cata. Pasamos por la sala de envejecimiento donde comparten respiración las barricas de roble francés con distintas formas de crianza, como el huevo de hormigón. En una de las barricas, sorprende la firma de 5 reconocidos enólogos, los elaboradores de los 5 vinos de finca de Cataluña: Frank Margenat (Oller del Mas), René Barbier (Clos Mogador), Mireia Torres (Jean León), Albert Costa (Vall Llach Celler) y Joan Ignasi Domènech (Vinyes Domènech). Los Oller han sido los últimos en entrar en “el vértice de la pirámide de calidad de los vinos catalanes” como diría el exdirector del INCAVI, Jordi Bort, a quién debemos reconocer el tesón por consolidar y ampliar esta referencia que nos equipara a los grand cru franceses. Las firmas de los cinco enólogos atestiguan la buena relación entre ellos, además de su reciente paso por la bodega de Pla de Bages. Un espacio, por cierto, que ha recibido en 2015 más de 40.000 visitas, un tope que pueden llegar a conquistar de nuevo este año.

*Autora: Ruth Troyano

Con las cenas de vendimia, la bodega quiere demostrar su interés en dinamizar el enoturismo con propuestas distintas”, cuenta su propietario Frank Margenat. Y tan importante es la calidad de la uva como que se conozca la bodega. Por ello es muy habitual encontrar a Frank compartiendo experiencia con los visitantes. “Hace tres años que realizamos la actividad para que los visitantes vivan en primera persona la vendimia desde la selección de la uva justo después de recogerla. Y después les ofrecemos una cena para maridar nuestros vinos con productos de proximidad”, cuenta con orgullo. Existen dos opciones para las “cenas de vendimia”: al aire libre en la terraza del castillo o bien en el restaurante del Golf. La visita empieza a las 20h y está disponible las noches del jueves, viernes y sábado.

*Oller del Mas / Cedida

La finca cuenta con 600 hectáreas de cultivos y bosque, de las que 60 hectáreas son viñedos. Toda la uva es de propiedad. Y además de vino, elaboran aceite y vinagre. Dos productos sumamente delicados que tenemos la suerte de degustar con tomates de temporada y panes artesanos, mientras cenamos recordando las vistas de la imponente y puntiaguda montaña de Montserrat al fondo, antes de que anocheciera. Desde el Pla de Bages, desde una nueva perspectiva, se comprende la belleza de un símbolo natural del país.

“Estimem el que tenim i el que ens envolta. I ho volem compartir amb vosaltres”

www.ollerdelmas.com

Además de vino, Oller del Mas tiene en el mercado una exitosa cerveza de uva picapoll  y ahora está a punto de sacar al mercado un vermut, también de uva picapoll pero tinta. Los vermuteros que vayan tomando nota porque será un imprescindible para el aperitivo. Equilibrio, ligereza y  elegancia serían un buen resumen.

Tras el vermut, los vinos para la cena. A destacar el Vi de Finca Arnau Oller (merlot y picapoll tinto) y el Especial Picapoll (100%). Con acentos distintos, pero de una gran personalidad. Templanza y nervio, respectivamente. El futuro que espera a esta bodega ha de ser bueno, herencia de lo que ha sido y de lo que están imprimiendo ahora Margenat y su equipo. Convencimiento, visión, rigor y flexibilidad. Transparencia y generosidad. Un equipo cohesionado que se atreve ahora con la Fiesta de la Vendimia. ¡No os la dejéis perder!

*Autor: Ruth Troyano

El apunte del experto para Gastrotalkers.com

  • Josep Pelegrín, mejor sumiller de España y de Cataluña 2016
  • Blanc de Picapolls. Fresco y aromático. Complejo. Refleja a la perfección la esencia de la uva picapoll.
  • Bernat Oller. Un tinto fácil, fresco y agradable. Buena combinación de merlot y picapoll tinto. Potencia y frescor equilibradas.
  • Arnau Oller. Un vino de finca, el mejor representante de los vinos del Bages. Fruta, bosque mediterráneo, piedra seca y mentolados refrescantes.
  • Especial Picapoll. Un vino con alma que nos traslada en el tiempo. Tipicidad y autenticidad. Un pedazo del Bages dentro de una copa

 

GuardarGuardar