Shops

noviembre 10, 2016

El lagar de los quesos

El 'Obrador de Xerigots' se instala en las naves de la avenida Comerç de Vilafranca, poniendo en valor el patrimonio histórico vitivinícola a través de la comunicación y la producción quesera y las armonías del vino.

Malvasía dulce de Sitges impregnando una porción de queso azul Shropshire del Reino Unido. Es el maridaje de contraste que más ha sorprendido y gustado a la vez a los clientes – ahora amigos – de Xerigots Vilafranca. Una tienda de vinos y quesos pionera en Cataluña en combinar ambos mundos, y apuntalar el consumo de vino catalán. Llega a su quinto aniversario en plenitud y con nuevo proyecto para difundir la cultura del vino y del queso: el Obrador de Xerigots. Ha abierto en unas emblemáticas instalaciones - antiguo patrimonio vitivinícola de Vilafranca del Penedès - donde maduran grandes quesos, con la suerte que sus propietarios, Jordi Bertran y Gemma Urgell, quieren abrir sus puertas a menudo para que nos sumerjamos no sólo en los aromas sino también en el conocimiento de ambos mundos. Lagares que acogieron vino, ahora se revelan óptimos (por humedad y temperatura) para afinar los grandes quesos. Y para pasar buenos ratos de ocio. Un carismático espacio, antigua bodega, que promete completar las opciones de enoturismo en la comarca. Para la sexta edición del Most Festival, ya se han programado catas, visitas y hasta proyecciones de cine relacionadas con el vino. Hablamos de la nueva apuesta de Xerigots con su copropietaria, la periodista Gemma Urgell.

*Cedida

¿Qué esconde el nuevo Obrador de Xerigots? Tenemos entendido que es mucho más que el espacio donde se afinan los quesos…

Queremos que sea un espacio de difusión de la cultura del queso. En el Obrador recibimos quesos artesanos de todas partes del mundo; los seleccionamos, afinamos y los preparamos hasta el momento óptimo para su consumo. Los preparamos también para servir a la restauración, a las bodegas o al cliente final. pero además de esto, es un espacio donde organizaremos actividades para promocionar y conocer el queso, de sus protagonistas y del lazo que les une al mundo del vino. El Obrador está en el Penedès y, por lo tanto, el vino es también un elemento muy importante que no va a faltar nunca. De hecho, utilizamos los antiguos lagares donde se almacenaba el vino; ahora es donde afinamos y maduramos el queso.

¿Qué tipología de quesos podemos encontrar y qué procesos siguen en el Obrador?

Seleccionamos queserías artesanas de Cataluña, España, Francia, Italia y otros países. Los quesos cuando llegan se cortan y se preparan para distribuir, siguiendo un proceso muy estricto para garantizar la máxima calidad de todos los alimentos que servimos. Hay quesos, por otra parte, que creemos que pueden ir más allá, que pueden mejorar con el paso del tiempo, y los destinamos a los lagares. En ellos, los afinamos en condiciones de temperatura y humedad idóneas. 

Insistes en la ubicación del Obrador en un antiguo barrio de bodegas que ahora se está modernizando. ¿La elección es intencionada para recuperar el patrimonio vitivinícola en Vilafranca?

Teníamos claro que queríamos el Obrador en el Penedès, a poder ser en Vilafranca. Estuvimos mucho tiempo buscando un local que reuniera las características deseadas: un espacio especial, próximo al centro urbano y con una zona subterránea donde se pudieran afinar quesos. Y lo encontramos: una antigua bodega que también había sido destilería con características arquitectónicas únicas, en la calle Comerç, muy al centro, ahora un barrio con encanto y personalidad propia, donde están también las principales bodegas históricas de la zona. Y el summum fue que la nave dispusiera de seis lagares bajo tierra con las condiciones para realizar la maduración del queso. Esperamos que nuestra elección sirva para completar la oferta enoturística en Penedès. Después de visitar bodegas, los visitantes pueden encontrar muy interesante qué hacemos en el Obrador de quesos, degustarlos y armonizarlo con buen vino.

Xerigots Vilafranca cumple 5 años con mucho aprendizaje realizado. Jordi y tú, Gemma, abristeis el camino para defender el consumo de vino catalán, las catas semanales, los maridajes con queso… ¿Qué habéis aprendido en este tiempo?

Que nos gustan las personas curiosas y que queremos rodearnos de ellas. Gente que tenga ganas de aprender, de disfrutar, de conectar con otra gente. Y, por suerte, el mundo del vino y el queso está lleno de personas con curiosidad por saber más. Hemos aprendido que si tienes un producto de gran calidad, como nuestros quesos, sólo hace falta que lo des a probar para que se valore como lo que es; no hace fala que quién lo cate sea un erudito.

El repertorio de vinos y quesos ha ido creciendo, así como el proyecto. ¿Hacía donde va?

Trabajamos con 250 quesos y 300 vinos catalanes de pequeñas bodegas. Un centenar de quesos son los que envejecen en los lagares. Ahora queremos dar a conocer todo lo que hacemos y como trabajamos en los lagares y como tratamos y procesamos los productos del Obrador. El objetivo es incrementar las ventas en el canal hostelería de manera moderada y sostenible, para poder garantizar siempre la misma calidad. Nos gustaría abrir tiendas de Xerigots en más ciudades como Reus, Tarragona, Granollers, Vic, Manresa, Igualada… Pero hace falta encontrar el compañero de viaje en cada ciudad, que esté dispuesto a invertir, dedicar tiempo al negocio y vivirlo con pasión. 

De todos los maridajes que habéis creado, ¿con cuál os quedaríais para celebrar el quinto aniversario de Xerigots?

Con muchos. Nos gusta ofrecer a nuestros clientes una diversidad de ideas que le ayude a preparar un plato, una comida o una fiesta en un momento especial. Quizás el que más haya gustado entre clientes y amigos ha sido el queso azul británico Shropshire con malvasía dulce de Sitges. Es una maridaje extremo; dejamos que macere una botella de vino dulce durante 8 días en nuestros lagares y el queso se va impregnando de ella en todo este tiempo. El resultado es… ¡espectacular!

¿Qué pasará en los próximos meses en el Obrador, culturalmente hablando?

Pues en el Most Festival (Festival Internacional del Cine del Vino y el Cava)  que se celebra estos días, tenemos previstos dos maridajes para 40 personas. Cataremos 5 vinos de Penedès y Priorat con 10 quesos y podremos visitar las instalaciones. La primera actividad fue la semana pasada y la próxima cata es el viernes 11 de noviembre. También proyectaremos dos documentales de la sección “Collita” del Most, el 12 de noviembre. Y evidentemente después, habrá vinos y quesos y visita por los lagares.

¿Quién os ha inspirado para crear el Obrador?

No inventamos nada nuevo. Es un modelo muy trabajado en Francia, y nosotros le queremos dar una parte de difusión para que se conozca todo el trabajo que realizamos para fomentar la cultura del queso. 

 

Etiquetas

Xerigots