Orígenes

febrero 10, 2016

Época de... ¿qué?

La geografía nos enseña que las cosas pasan por algún motivo, y que al mover una ficha, rápidamente se mueven las demás. Estos condicionantes meteorológicos anormales tienen consecuencias en otros ámbitos del planeta. 

11373528_675073415962009_225708615_n

Todos los productos de la tierra tienen su temporada: son estacionales. Es importante saber qué comer y cuando hacerlo en función de su calendario vital, y de nuestro clima y tiempo.

El 2015, y este 2016, hemos vivido una situación meteorológica peculiar. Poca lluvia y termómetros con valores más altos de lo normal para la época. El 2015 ha sido el año con temperaturas más altas a escala planetaria de los últimos 140 años, según datos de la Organización Meteorológica Mundial. Además, la ausencia de lluvia también es noticia. Hay muchos observatorios de la Península, como el Fabra de Barcelona, que han confirmado que el 2015 ha sido el año menos lluvioso desde que comenzaron sus observaciones meteorológicas.

La geografía nos enseña que las cosas pasan por algún motivo, y que al mover una ficha, rápidamente se mueven las demás. Estos condicionantes meteorológicos anormales tienen consecuencias en otros ámbitos del planeta. 

El tiempo engaña a muchas especies vegetales y animales. Al no hacer frío, muchas de ellas creen que el invierno ha pasado. Esto ha provocando floraciones a destiempo, malformaciones en vegetales, o comportamientos poco comunes en animales. El trigo crece más rápido de lo normal. El olivo puede ver reducida su cosecha. Los viñedos están brotando. Los almendros floreciendo. Los arrozales están recibiendo la visita de malas hierbas y hongos. Los cítricos han recortado su cosecha. Y la fruta dulce espera más ataques de plagas. ¿Y qué pasa con los animales? Ellos también han perdido su rumbo. Las asociaciones de apicultores de Cataluña alertan de una fuerte afectación en la floración de las plantas. La ausencia de lluvias y las altas temperaturas pueden alterar la producción de miel. Son las abejas, los mosquitos y las cabras, pero hay mucho más.

En este espacio intentaremos explicar porque nos encontramos en el mercado ciertos productos, o porque cada año su sabor o color son distintos.

Cocinaremos geografía y meteorología, y aprenderemos del entorno para alimentarnos. 

Etiquetas