Orígenes

junio 08

“Inclusividad invisible” para un Cava GR necesariamente atrevido

“Perquè quasi res passa de sobte i tot està en continua transformació. Agosarat aquell que confía quan tot és encara fosc”

Dicen que el nuevo lujo es participar de momentos únicos y auténticos. Justo lo que vivimos en el restaurante Dos Palillos (Barcelona) hace unos días. Cava Guilera lo escogió para presentar su nueva creación enológica: Agosarat 2005, un cava Brut Nature Gran Reserva que sólo sale al mercado en grandes añadas. “Es como criar a un hijo”, cuenta emocionada Marta Guilera, responsable de comunicación y enoturismo de la bodega. Este 2017 celebran 90 años de andadura. “En Guilera Agosarat 2005 hay uva y tiempo. Es cuestión de paciencia y dejar que las cosas buenas ocurran”, afirma para definir conceptualmente un ensamblaje de xarel·lo, viura y parellada que regala fruta madura, ahumados, tostados y levaduras… Una acidez persistente para dar profundidad y longevidad al vino. “Cada añada es distinta. En 2004, Agosarat tuvo una evolución rápida; la 2005 es más lenta, con lo que en dos años, estará aún mejor”.

*Autora: Ruth Troyano

“Agosarat 2005 es un homenaje a nuestro bisabuelo Isidre, que empezó a elaborar las primeras botellas de nuestro proyecto en 1927, junto con Maria Sardà”, cuenta Marta. Y añade: “Reconocemos momentos muy difíciles, como  cuando dejó de ser trabajador – masover -  en Can Batlle y se convirtió en propietario en Can Artigas. Fue un paso audaz, atrevido, osado que ahora da nombre al cava”. Agosarat 2005 es el resultado de “paciencia, intuición, experiencia y resistencia”, dicen en la familia Guilera. 

Soja en tres colores & Agosarat 2005

Elaboramos 25.000 botellas anuales en un proceso totalmente artesanal con el objetivo siempre de buscar cavas armónicos y digestivos, con versatilidad gastronómica”. Razón por la que la presentación de Agosarat 2005 tiene lugar en el restaurante Dos Palillos, que también celebra aniversario, el décimo. Tamae Imachi, directora y  sumiller, cuenta que lo suyo con Guilera fue amor a primera vista: “Descubrí la materia prima de tanta calidad de Cava Guilera en una feria de vinos de Penedès y desde entonces siempre he apostado por ellos en Dos Palillos. Agosarat 2005 tiene mucha crianza, con una burbuja muy bien integrada. Es un cava voluminoso con buena acidez. Para el maridaje, hemos pensado con Albert Raurich en una apuesta segura que servimos en el restaurante: Soja en tres colores, que incluye helado de soja con toques salados, soja verde (hisopo) al vapor y salsa caoba de soja añeja”.

*Autora: Ruth Troyano

Nosotros no venimos de la burguesía del Penedès”, irrumpe Pere Guilera cuando es su turno de palabra. Marta lo ha presentado al comienzo como “embajador y protector del paisaje”. Es ingeniero técnico agrícola, conocedor como nadie de la viticultura de Penedès, consciente de que  la calidad empieza en el viñedo y que el “cava necesita tiempo para llegar a ser un gran cava”. Y así lo cuenta defendiendo su pertinencia a la DO Cava ahora que se viven momentos inciertos: “Nos sentimos muy cómodos con el cava. Con largas crianzas, puede competir con el mejor espumosos del mundo. Recibimos visitantes de todo el mundo en la bodega, y ellos mismos nos lo reconocen”.

Tan o más emocionado que su hija Marta, Pere cuenta que llegar hasta el día de hoy no ha sido fácil, pero ahora es tiempo de celebrar algo tan trabajado y anhelado. Su intervención en Dos Palillos se centra en el valor añadido de Agosarat 2005, una apuesta necesaria e innovadora por la responsabilidad social corporativa. “Por convencimiento, porque nos lo creemos”, advierte. Cava Guilera ha escogido para el Brut Nature Gran Reserva una cápsula ECO Vintacap – Absolute Green Line –, un material que reemplaza el uso de polietileno derivado del petróleo por polietileno de base biológico procedente de la caña de azúcar y a los disolventes por las tintas de agua, lo que reduce notablemente las emisiones de CO2, algo más que necesario en el sector del vino. Y además apuesta por el braille inclusivo ZeKoGram para “normalizar la diferencia”, asegura Pere Guilera. Es el primer vino y también alimento en España que realiza una apuesta valiente por el márqueting inclusivo.

*Autora: Ruth Troyano

Braille con valor añadido

“Agosarat 2005 une tradición e innovación”, cuenta Luis García, director general de ZeKoGram. La etiqueta es revolucionaria, por el diseño ya que simboliza una explosión social del tiempo, pero principalmente por incluir el braille ZeKo, que pasa desapercibido para los videntes. El braille con valor añadido se esconde entre los trazos artísticos en el diseño frontal de la etiqueta, y también en el código QR, en la parte posterior de la botella. “La  inclusividad es invisible”, afirma con ejemplaridad Luis García, satisfecho del resultado y la colaboración con un sector enraizado en el país como es el del cava. Conversamos brevemente con él para aproximarnos a una nueva forma de comunicación, con valores, que consideramos debería estar más generalizada:

¿Qué entendemos por braille inclusivo y como se justifica en un producto alimentario?

Es un concepto que permite llevar la accesibilidad más allá de la mera funcionalidad. Queremos encontrar todas las vertientes de valora añadido que podamos, para incorporar los elementos de accesibilidad ene l curso normal i natural del mercado. Tomamos de ejemplo nuestro braille ZeKo, hemos desarrollado tipografías con colores, formas y texturas distintas, lo que permite que las tipografías resultantes no sólo mantengan perfectamente su funcionalidad, sino que sean además un instrumento de valor añadido para el conjunto del mercado. 

¿Cómo valoráis que sea un cava y no otro alimento el que haya abierto el camino?

Nos hace sentir muy orgullosos, de verdad. En realidad, lo más importante es el ejemplo que puede suponer para otras marcas y empresas de éste o otros sectores. La normalización de la diferencia cuando es bien entendida, es una fuente de enriquecimiento para todos. El cava es un producto con raíces profundas y fuertes en nuestra sociedad y por lo tanto nos parece el mejor trampolín en el camino hacia la inclusividad invisible.

*Autora: Ruth Troyano

“És el moment de l’eclosió, l’inici del quasi tot. Quan la conjuntura es torna finalment favorable i s’assoleix el punt òptim de maduració, és el moment de llançar-se, fer un pas més”

Y ahora es el de Guilera Agosarat 2005, 12 años, tantos meses de crianza… “Cava y paisaje son dos realidades indisociables (…) un mosaico policromado de azules, verdes, áuricos y tostados que debemos gestionar con sensatez, diálogo y mucha sensibilidad”, resalta Marta Guilera.  La misma que esta familia austera y trabajadora de Penedès tiene para regalarnos felicidad con mucho más que uva y tiempo…

 

Etiquetas

C