Mise en Place

marzo 07, 2016

La comida de los dioses y su paraíso terrenal

Además de ser un ingrediente con historia y muy antiguo, antes de que llegara de las Américas ya se le atribuían grandes beneficios por su composición. Es más, cuentan las leyendas mayas y aztecas que se trata de un alimento divino.

IMG_0130Dicen que es el alimento de los dioses, la comida para el alma o el sustitutivo del sexo. Aunque probablemente cualquier descripción se quede corta para una #ChocoLover. El chocolate —o su raíz, el cacao— es un ingrediente con historia que hoy se convertirá en el protagonista y hará que nos derritamos.

Ya sea en polvo, untado sobre unas tostadas, tomado en onzas o convertido en postre. El chocolate es una de las pocas cosas que la gran mayoría acepta con gusto y que raras veces rechazamos por falta de apetencia.

IMG_0133

Además de ser un ingrediente con historia y muy antiguo, antes de que llegara de las Américas ya se le atribuían grandes beneficios por su composición. Es más, cuentan las leyendas mayas y aztecas que se trata de un alimento divino; de allí que muchos rituales sagrados se llevaran a cabo entorno a él y a la planta que lo produce.

Su composición se basa principalmente en potasio, magnesio, calcio, hierro, fósforo y vitaminas B1 y B2. También ayuda al funcionamiento del sistema nervioso y es un ingrediente reconstituyente que aporta antioxidantes naturales. Algo importantísimo puesto que frena el envejecimiento de células y de enfermedades degenerativas.

Asimismo, según algunos estudios, el consumo de chocolate negro es sano y beneficioso para la salud. Su contenido graso no es excesivamente elevado, por lo que la ingesta moderada no engorda y recientemente se demostró que una onza al día ayuda a controlar los niveles de tensión arterial. Cuanto más puro sea, más sano; así que, a los amantes del chocolate negro... ¡Adelante!

IMG_0132

Y hablando de algo tan divino, no podía faltar un paraíso terrenal. Un templo en el que gozar visualmente al cruzar la puerta de entrada, donde dejar que nuestros paladares se fundan con cualquiera de sus delicias. El conocido Chök Barcelona ha abierto hace apenas una semana su segundo local en la ciudad condal. En la calle Ramelleres 26-28 encontrarás un espacio distinto al primogénito, con un aire renovado y una cocina vista desde la calle. Eso sí, el símbolo de la cocina de chocolate, su alma mater sigue siendo el tradicional expositor de chöks colgando de la pared.

IMG_0135

Allí no faltarán los Krönuts, los chöks, la variedad de chocolates, brownies, galletas recubiertas, bombones con infinidad de rellenos o sus delicadas naranjas confitadas con cobertura. La misma esencia en un entorno distinto. Ampliando fronteras para que nadie se quede sin su dulce. Para que todos nos sintamos como dioses por un día. No perdáis detalle porque ¡viene cargado de novedades!

IMG_0134

Etiquetas

Barcelona chocolate