Mise en Place

marzo 27

“Lo de Bodegas Torres es filantropía. Cuida el medio ambiente, al hombre y a la especie”

El periodista y divulgador ambiental José Luis Gallego presenta la segunda edición de los premios Torres & Earth y reconoce que la empresa de Penedès demuestra “no formar parte del problema del cambio climático"

Miguel Torres sabe que no va a ver los resultados de sus acciones… Y esto es emocionante.

“Evolucionar hacia lo sostenible por iniciativa propia es difícil” cuenta el divulgador ambiental y periodista José Luis Gallego. Presenta en Barcelona la II edición de los Premios Torres & Earth que galardonan a profesionales, empresas y entidades que colaboran en la mitigación, adaptación o concienciación sobre el cambio climático. Unos galardones que nacen para agradecer la implicación de quienes ayudan a la compañía a reducir sus emisiones de CO2. El objetivo es llegar a la reducción del 30% de emisiones por botella en 2020 y actualmente ya están en un 25,4% respecto de 2008 cuando empezó el programa de acción y sensibilización. Inversiones en instalaciones de frío solar y geotermia y ensayos para fomentar el uso de tecnologías de captación y reutilización del CO2 de la fermentación de algas son los últimos “experimentos” de Bodegas Torres para mitigar la huella de carbono.

Gallego sabe que lo del clima “no es cuestión de religión sino de ciencia” y lo comparte en público en la presentación de los premios Torres & Earth, un acto que coincide con el inicio de la primavera y, a la vez, un episodio inesperado de nevadas en toda España. Es contundente al afirmar que “las evidencias del cambio climático son cada vez más claras y  que hay que mitigar o adaptarse a las circunstancias”, advertirá a un auditorio ya concienciado. “El 80% de la huella de carbono de la bodega es de los proveedores, por eso los premios Torres & Earth son tan importantes aunque no debemos olvidar que aviación, automoción y sector energético deberían tomar nota porque son los principales causantes de la situación actual”. Sin pelos en la lengua, José Luis Gallego acusa, pero también aplaude. A Bodegas Torres, por ejemplo, “por su conciencia encomiable en un sector que no estaba llamado a liderar la lucha contra el cambio climático”. Gastrotalkers tiene la oportunidad de conversar con él.

*Fuente: Twitter @ecogallego

¿Cómo ve un experto en ecología como José Luis Gallego el mundo del vino?

Me atrevería a decir que es un sector antiguo, porque vive de la autenticidad y de procesos y dinámicas que ya practicaban nuestros bisabuelos… Pero Bodegas Torres demuestra el respeto a la tradición cuidando la tierra, no sólo viviendo de ella.

¿Cómo y cuando conoce a Miguel Torres, el alma mater del programa Torres & Earth?

A partir del documental “Una verdad incómoda”, en 2004, Miguel Torres decide devolver a la naturaleza lo que le ha dado la marca a la familia. Los modelos climáticos avanzan hacia los peores pronósticos y en algunas denominaciones de origen el comportamiento actual del viñedo está muy en juego. Recuerdo que Miguel se preocupó enormemente entonces por la posibilidad que la familia no pudiera hacer vino en el futuro. Le angustiaba. Y decidió actuar para no formar parte del problema.

Está claro que una gran aventura empieza con un pequeño paso. ¿Pero como podemos contribuir a frenar el cambio climático? ¿Todas las bodegas pueden hacerlo? ¿También las más pequeñas?

Es urgente que haya pequeñas acciones individuales. También es cierto que el del vino no es el sector más problemático en relación a las emisiones de CO2, pero toda contribución es positiva.

Cómo define José Luis Gallego a Miguel Torres.

Creo que es el “medici” del clima. Está absolutamente decidido a probar e investigar todo lo que esté en sus manos y dentro de su actividad profesional, para no formar parte del problema. Es un visionario porque el suyo es el compromiso de toda la compañía y lo traslada hasta el extremo. Ha invertido cerca de 5 millones de euros en “experimentos” para reducir el CO2… ¡No es para nada una cifra menor!

¿Cree que su voz y su acción han sido hasta ahora suficientemente reconocidas?

Vivimos en una sociedad mezquina y la suya es una actitud rara avis, es un outsider, pero sería fantástico que se le reconociera el trabajo enorme que realiza. Premiar también es educar. La conservación de la naturaleza y el medio son nuestra responsabilidad.

Para las bodegas que suelen decir “nosotros no podemos”, ¿qué respuesta tiene José Luis Gallego?

Deberían de hacer una lectura complementaria. Torres es una compañía grande y lo hace. Crea tendencia. También otras bodegas como Recaredo con mi amigo Ton Mata al frente está en la misma dirección. Torres trabaja por cuidar la naturaleza, vigila la biodiversidad, reduce al máximo sus emisiones de CO2, reduce al mínimo el uso de fitosanitarios y fertilizantes. La lectura para los demás es que es posible.

Las nuevas tendencias en el sector del vino, ecología, biodinámica, vinos naturales… ¿están en la misma dirección?

Estoy en contra de etiquetar las acciones del medio ambiente en la viticultura. ¿Vino biodinámico y ecológico? Es redundante. El vino ya lo es. La agricultura es sostenible e integral. Lo que es importante es la coherencia, y que el conjunto de la compañía sea ecológica, no sólo un vino. Y lo que hace Torres es, al final, filantropía, porque cuida el medio ambiente, cuida al home y a la especie. Miguel Torres sabe que no va a ver los resultados de sus acciones… Y esto es emocionante.

Los vinos y la ecología tienen poco espacio en los medios, aún.

Creamos La Vanguardia Natural y es una de las secciones y espacios que más entradas tienen. Los lectores se han hecho suyo el espacio. Deberíamos empezar a entender que lo ambiental no tiene que estar en manos de políticos. Deberíamos pensar que ya tardamos cada uno de nosotros en hacer algo por el clima. Hay que empoderar-se del planeta.

Las nuevas generaciones son clave…

No basta con educar a los más jóvenes: hemos de implicarnos todos. Sí, es importante reciclar, reutilizar y reducir en la escuela y educar en ello… Pero no es suficiente. Sólo con esto no llegaremos a la meta. Nuestra generación no puede volver a la escuela, por lo que si no actuamos ya, el planeta será abiótico.

*Fuente: cedida. En la foto, de izquierda a derecha: Sr. José Luis Gallego, Sr. Jorge Cañamero, Sr. Antonio Sánchez, Sr. Paulo Pinto, Sra. Neus Margalef, Sr. Josep Maria Grimau, Sr. Jaume Altisent, Sra. Eulàlia Solé, Sr. Miguel A. Torres y Sr. Juan Pedro Sánchez.

*Premiados por la reducción de emisiones de CO2

  • Josep Maria Grimau (Penedès)

Por mejorar la eficiencia en los tratamientos y gestión del viñedo, optimizando las tareas de conreo y de transporte de la uva.

  • Verallia Iberia

 Desarrollo de envases más sostenibles y mejora de la eficiencia industrial.

  • Nadal Forwarding

Por la transformación de un camión porta-contenedores en gas natural y la incorporación de vehículos híbridos o eléctricos y de carretas 100% eléctricas.

 

*Premio al uso de energías renovables y a la concienciación sobre el cambio climático

  • El Hierro

Premiada por el uso extensivo de los recursos naturales para obtener energías limpias y renovables. A través de la central hidroeléctrica “Gorona del Viento” aspira a la autosuficiencia energética.  Durante 18 días en enero y febrero, la isla utilizo sólo energías renovables.

  • Eulàlia Solé

Escritora y periodista que publica en La Vanguardia y denuncia el bloqueo de las renovables por parte del Gobierno central.