Experiencias

febrero 08, 2016

Más que comer

Además de 'foodies' no nos basta con disfrutar de la experiencia, también queremos compartirla. Disfrutamos muchísimo de estos grandes momentos y en esta sección queremos hacer esto: compartir experiencias gastronómicas.

*Foto: Núria Escalona

No queremos llenar nuestro estómago. Queremos alimentarnos, pero también queremos mucho más. 

Existe ese momento en que por mil motivos tenemos hambre y necesitamos saciar esa necesidad que nuestro estómago pide a gritos. Conocemos esas sensación. Sinembargo, por norma general no solemos engullir cualquier cosa. Además de cubrir nuestra primera necesidad según la pirámide de Maslow, ponemos atención en otra infinidad de aspectos. ¡Atentos, señores restaurantes, les estamos dando muchas pistas!

¿Y qué aspectos son esos? Una forma resumida será decir: "Cuando vamos a un restaurante buscamos una experiencia que va desde la toma de decisión a que restaurante vamos hasta cuando nos vamos por la puerta". Y resulta que en ese periodo de tiempo entran en juego muchos factores.

Supongamos que vamos a cenar con un amigo/a y nos toca elegir restaurante. Partiendo de que la comida debería ser buena y de calidad, aunque no siempre sucede, empezamos nuestro camino experiencial en la zona geográfica dónde queremos disfrutar de nuestro festín. Teniendo clara la zona, el segundo paso de nuestra elección puede estar basado en lo que nos apetece comer. También influye si ya hemos ido o si alguien de nuestra confianza nos lo ha recomendado. Y es en este punto dónde encontramos el primer factor que el propio restaurante no puede controlar. Tenemos nuestro campo de elección más acotado y ya estamos dispuestos a buscar en la red aquello que se dice, se comenta o se ve sobre ese restaurante. Aquí todo influye y sigue siendo un aspecto parcialmente incontrolado por parte del restaurante. Y sí, ¡resulta que esos clientes que algunas veces molestan cuando se ponen a hacer fotos a la comida, tienen más influencia de la que nos pensábamos! Resulta que pueden influir en que el restaurante tenga mayor o menor afluencia en función de si hablan o no de nosotros y de lo que dicen cuando lo hacen.

Ya nos hemos decantado por uno, pasamos de la decisión a la acción, pero si somos de los que reservamos con tiempo, cuidado que esto también es un factor experiencial que tener en cuenta. Nos plantamos delante de la puerta. Si entramos y no nos atiende nadie empezamos a fijarnos en el diseño, pero si nos atiende alguien el cómo nos atiende va a marcar nuestra primera impresión en el sitio. Un mal recibimiento puede amargar nuestra primera toma de contacto.

Dónde nos sientan y la luz que tenga la mesa va a ser el siguiente factor. ¡Y llega la carta! ¿Qué decir de las cartas y sus diseños? Hemos visto de todo y, sí, también tiene su peso. Habiendo pedido llega la presentación de los platos, deberían hablar por si solos, pero si a demás de hablar son ricos la experiencia positiva va en aumento. Los postres y los cafés son otros dos de los grandes momentos que marcaran nuestra experiencia. Una buena comida combinada con un mal postre o un mal café hacen que no lleguemos a la situación esperada. Entre medio: sillas, platos, cubiertos, servilletas, tarjetas de visita, baños y mil aspectos nos interesan y marcan nuestra opinión. Pagamos y estamos dispuestos a salir por la puerta, y que nos digan adiós también nos genera un estado de opinión.

Y al salir lo primero que hacemos, si hemos podido aguantarnos durante la cena, es hablar de la experiencia. De ella depende que lo compartamos con terceras personas y si lo compartimos puede ser en positivo o en negativo. No veníamos a llenar el estómago, ¡veníamos a disfrutar de uno de los mejores placeres que conocemos!

Los Gastrotalkers también podemos considerarnos foodies, pero además de foodies no nos basta con disfrutar de la experiencia, también queremos compartirla. Disfrutamos muchísimo de estos grandes momentos y en esta sección queremos hacer esto: compartir experiencias gastronómicas.

¡Estad atentos! Pronto desvelaremos quiénes serán los sherpas de estos viajes experienciales!

 

Etiquetas