Experiencias

marzo 02, 2017

“Montsant has the same potential of Priorat”

El mejor sumiller del mundo de 2007 se deshace en elogios hacia los vinos de la denominación de origen Montsant y destaca la complejidad del cava y su equivalencia en calidad al Champagne.

Andreas Larsson cata a ciegas 400 vinos españoles para la revista 100% Blind, en Monvínic.

*Autora: Ruth Troyano

Hace 10 años el sumiller sueco Andreas Larsson consiguió el título “Best Sommelier Of The World”. “Soñador, guitarrista, amante de la comida y el vino, de la música y de tantas otras cosas buenas…”, así se autodefine en su web, en la que también cuenta las claves de la consecución del título, ahora hace diez años: “a small dose of talent, plenty of work and a huge pasion”. El sumiller de mirada clara y penetrante, de conversación relajada y hasta jocosa, es un apasionado del estilo de vida mediterráneo, del buen comer y del buen vivir. Esta semana ha estado en Barcelona y lo ha practicado almorzando y cenando en Tapas24, El Xampanyet y Monvínic, según se puede ver en su cuenta de Instagram (@legrandsommelier). De hecho, el templo del vino de Barcelona ha acogido las maratonianas jornadas de cata para la revista 100% Blind que Larsson tenía encomendadas: 400 referencias de los mejores vinos españoles, a un ritmo de 100 por día. El que fuera también el mejor sumiller de Suecia los años 2001, 2002, 2003, 2005 y 2007, reconoce que lo que más le ha sorprendido ha sido la “complejidad del cava”, y ha revelado que en la DO Montsant “hay un tremendo potencial”. Nos recibe el tercer día de trabajo, por la tarde, en Monvínic, y comparte con prescriptores, periodistas y bodegueros tres vinos que le han agradado especialmente, además de sus impresiones sobre el sector.

Con el servicio y la atención siempre impecables del equipo de sumilleres de Monvínic, con Isabelle Brunet y César Cánovas al frente, el encuentro con Andreas Larsson consiste en una cata dirigida de tres vinos que él mismo ha seleccionado. En la terraza de Monvínic, después, los asistentes podrán catar otras referencias que el sumiller sueco ha valorado ya antes.

*Autora: Mahala Wine

Finca L’Argatà 2013 de Cellers Joan d’Anguera. Es el primer vino que probamos. Una garnacha de estilo propio -“my favorite sytle”- que selecciona para demostrar “el tremendo potencial de esta zona”. Se refiere a la DO Montsant. Andreas Larsson considera que el vino demuestra su procedencia mediterránea, de zona cálida, y que es de corte moderno. De cuerpo medio, una garnacha especiada… “En Priorat y en Bierzo han sido unos visionarios, ahora hay regiones más jóvenes que quieren imitarlos”, puntualizará.

*Autora: Mahala Wine

Viña Ardanza Reserva 2007. “Rioja was the first wines I bought”, afirma. Un tinto maduro, sin demasiado tanino. “That’s the way I started”. Reconoce la buena reputación de los vinos de la DOCa y resalta la complejidad de el Viña Ardanza 07 por su buena RCP. “Small is beautiful”, sentenciará. Un vino que está listo para tomar.

*Autora: Mahala Wine

Deliciosa. Manzanilla de Valdespino. “It’s made to be drunk”, dribla el sumiller, impresionado por el método, el estilo y la calidad del sherry. Define como “exciting” la uva palomino, el terroir –albarizas– y el proceso de vinificación en soleras. Una manzanilla oxidativa que pone el punto y final justo a la cata exprés.

Mientras se abre la terraza para viajar por las referencias que Larsson está puntuando para 100% Blind, tenemos la oportunidad de entrevistarle y conocer qué se esconde tras el reconocido sumiller que combina su actividad de cata con la dirección de vinos en el reconocido restaurante  PM & Växjö Sweden. En la conversación, destaca de nuevo que le ha sorprendido la complejidad del cava: “an intelectual challenge, structure, rich… and I know that it’s very difficult to reach”, hasta el punto de situarlo al mismo nivel de calidad del Champagne.

*Autora: Ruth Troyano

Se deshará en elogios también hacia la DO Montsant: “Is the new style of Catalonia, very good traditional varieties and beautiful expresion of them, heavily oaked… Montsant has the same potential of Priorat. It’s time to discover this region”. En este sentido recordará que a veces es difícil entender una denominación y ha señalado que en Borgoña tardaron 200 años en hacerlo. Puntualizará también que la añada 2013 le ha parecido excepcional durante la cata para los vinos de DOCa Priorat. A diferencia de las otras referencias, los vinos de Priorat son para Larsson “quite heavy”. Lo dice en positivo pero reconoce que implica reducir de 100 a 70 los vinos puntuados al día. 

Larsson no da lecciones ni tiene pelos en la lengua. Dice lo que piensa tras la cata que aún seguirá un día más en Monvínic. Para estar en forma, nada como practicar jogging a primera hora, advierte. Y para celebrar la salud y la inquietud del sector vitivinícola en Cataluña, lo tiene claro. Descorcharía un  Mas La Plana de Bodegas Torres: “a great wine but not expensive”.