Mise en Place

marzo 14, 2016

Que ser RAW no te suene a chino

En el estilo de vida raw, lo primordial a la hora de alimentarse es el tratamiento de los alimentos. Centrado en preparar las ingestas conservando el mayor número de nutrientes y vitaminas. ¿Y cómo nos aseguramos de eso?

Seguramente más de uno ha escuchado Raw food o crudiveganismo y se ha quedado a cuadros. Echando un vistazo rápido en Internet podemos descubrir algo sobre la ‘comida cruda’ o ‘cocina sin fuego’, pero cuidado: ¡hay mucho error en las explicaciones!

2015-09-10 12.26.29-2

Ante todo, olvidaos de que ser raw sea llevar una dieta estricta. Es más un estilo de vida, un tipo de alimentación, una forma de cuidarse, que va mucho más allá de qué alimentos ingerimos y en qué estado. Es un modo de vivir que aúna todos los niveles que podamos imaginar. Interviene por supuesto la alimentación —y el mantenimiento de los alimentos según su naturaleza, sin alterar su composición bioquímica—, pero también forman parte de él la salud mental, el estado físico, mental y espiritual, así como nuestras relaciones interpersonales y con el medioambiente. El cómo nos sentimos con nosotros mismos y nuestra relación directa con nuestro entorno.

2015-09-22 11.01.49

En el estilo de vida raw, lo primordial a la hora de alimentarse es el tratamiento de los alimentos. Centrado en preparar las ingestas conservando el mayor número de nutrientes y vitaminas. ¿Y cómo nos aseguramos de eso? Cuando un ingrediente es sometido a una temperatura elevada, su composición se ve alterada y pierde parte de sus propiedades. Así pues, la raw food recurre a alimentos tales como frutas y verduras, hortalizas, frutos secos y algunos derivados, aceites naturales, condimentos, semillas y germinados, algas o raíces, granos y cereales, etc. Todo en su estado natural o, en determinados casos, sometiéndolos a leves procesos tales como la fermentación o deshidratación, respetando siempre su estructura molecular.

2016-03-03 11.06.10-2

Para muchos esto puede parecer terriblemente estricto, mientras que para un gran número de personas —que cada vez se hace más numeroso— es una manera de relacionarse con el medio natural y sentirse más sano, más enérgico y vital, alcalinizado y alejado de posibles enfermedades causadas por una mala alimentación y la ingesta desmesurada de productos procesados en exceso, como podría ser la diabetes, el colesterol, sistema inmunitario débil, etc.

2016-01-06 12.55.02

Si estás interesado en este estilo de vivir, puedes consultar grandes fuentes de información al respecto, o acudir a un nutricionista experto en el tema. Eso sí, siempre he escuchado que hay que hacerlo paulatinamente. No vas a levantarte un día y ser crudivegano; requiere tiempo, información e ir adquiriendo ciertos hábitos mientras nos despojamos de otros.

Una buena opción sería empezar buscando recetas raw. Probarlas, cocinarlas, degustarlas…

Brownie Raw 4

¡Quizás descubres un mundo delicioso!

Etiquetas

raw crudiveganismo