Mise en Place

febrero 15, 2016

Ser 'foodie' hoy en día. (Y no morir en el intento)

Los 'foodies' tienen una vocación por encontrar la mejor comida, pero no por eso tienen que vaciarse los bolsillos con ello. Siempre se adecuan a su estado y sus circunstancias, viven con los pies en la tierra, pero experimentando y explorando.

La Esquina 5

Porque muchos de vosotros lo sois. Algunos desde hace tiempo, otros acabáis de descubrir este mundo gastronómico. Y hay incluso alguien que lo lleva siendo desde que nació… Y aún no lo sabe.

Pero ¿qué es ser foodie? ¿De dónde viene este término? ¿Qué les diferencia del resto? Muchos os estaréis planteando todavía el por qué de un grupo diferenciado del resto -a nivel de intereses- que necesita de un nombre que lo caracterice, que le dé valor.

Empecemos definiendo a la persona. Foodie es aquél que siente una afición desmesurada por la gastronomía. Una pasión incontrolable hacia todo aquello que esté relacionado con el comer y el beber -y dónde hacerlo y de qué manera-. Se centra en un estilo de vida, o una forma de actuar, en la que el mundo culinario se convierte en un hobby elevado a la máxima potencia. Una pasión que se materializa a diario convirtiéndolo en su estilo de vida: en el desayuno, la comida, la cena, el momento del vermouth o el tomarse una copa con los colegas. Lo es todo porque constantemente estamos rodeados de comida.

¿No es cierto que las mejores decisiones se toman alrededor de una mesa? Que no hay una buena receta, sino un cocinero que le pone el alma a la comida. Que no se puede pensar con el estómago vacío. O que una barriga llena es un corazón contento. Todo es cierto. Importa la comida, el plato que tienes delante y lo que te transmite. Pero también es vital quién te acompañe, cómo sea el entorno, qué pasa a tu alrededor… En definitiva, la EX-PE-RIEN-CIA que vives en el momento de llevarte el bocado a la boca.

2015-11-18 15.42.37

Los foodies no comen por supervivencia. Los foodies disfrutan cada bocado y lo convierten en un estilo de vida. ¿Qué les mueve? Descubrir sitios nuevos para comer bien; innovar al cocinar los macarrones de siempre; explorar en qué lugar harán los mejores bikinis de la ciudad; encontrar aquella cafetería que sirve el mejor café del planeta; investigar una nueva forma de cocinar; hallar nuevas fronteras culinarias, etc. Todo lo que se pueda imaginar relacionado con la gastronomía, al foodie le interesará saberlo.

El término (que viene de la raíz food- en inglés) nació a finales de los 80’s con el libro The Official Foodie Handbook (El manual oficial de los foodies) de la mano de Paul Levy, Anna Bar y Mat Sloan. Los autores del manual dejan muy claro que estas personas nacen por querer salirse de lo establecido, por aburrimiento tal vez. Llega un momento en el que las cadenas de comida rápida, los alimentos pre-cocinados, y las pocas ganas, a nivel general, de meterse en la cocina empiezan a ganar demasiado terreno. En contra de esto, unos pocos empezaron a comunicar donde habían comido la mejor ensalada, o un nuevo restaurante con un ambiente muy acogedor. El hecho que el resto los escuchara y siguiera sus pasos, hizo que se convirtieran en un pequeño referente.

Según Levy, Bar y Sloan, los foodies tienen una vocación por encontrar la mejor comida, pero no por eso tienen que vaciarse los bolsillos con ello. Siempre se adecuan a su estado y sus circunstancias, viven con los pies en la tierra, pero experimentando y explorando nuevos horizontes gastronómicos desconocidos. Aquello distinto y que les aporte lo necesario para seguir persiguiendo sus mejores ingestas a diario, manteniendo la pasión, transmitiendo los nuevos conocimientos. Sin caer en la monotonía. Sin morir en el intento.

2015-04-24 09.35.04