Cooking

febrero 21, 2016

Tiempo de Cuaresma, tiempo de buñuelos

Los buñuelos son unas bolitas hechas a base de harina, huevo, mantequilla y azúcar que servían para hacer pasar mejor los siete semanas de penuria y abstinencia de la Cuaresma. A diferencia de otros dulces, tienen un aspecto sobrio y nada ostentoso.

Cocido de entroido en Gálica y Asturias, butifarra de huevo, tortillas y coca de chicharrones en Cataluña, sopas de miel en Canarias, cuajadas y tortas en Andalucía. Estos platos, entre muchos otros, se caracterizan por su alto valor calórico y forman parte de la cultura gastronómica en tiempo de Carnaval. Hace algunos días que los hemos dejado atrás, pero es tiempo de Cuaresma y también tenemos la traslación gastronómica de este periodo de cuarenta días previos la Semana Santa. Eso sí, a diferencia del Carnaval, la Cuaresma se caracteriza por la abstinencia y la reflexión y en la mesa el rey es el bacalao.

Pero yo que soy muy de dulce, también os puedo decir que existen riquísimos dulces de Cuaresma. Existen muchos y bien variados en toda la Península Ibérica, pero os hablaré de los buñuelos de Cuaresma. Los buñuelos de Cuaresma son típicos de Cataluña. Difícilmente encontraremos una pastelería donde no los haya si en estos días paseamos por sus calles. Pero, ¿qué son? ¿de qué están hechos? ¿hay varios tipos?

Dispuesta a resolver estas dudas de este dulce me colé en el obrador de la Pastisseria Serarrols-Nin de Sant Pere de Ribes para hacer buñuelos con la señora Joana, propietaria de la pastelería y con una larga trayectoría familiar en este sector. Ahora, el negocio pastelero sigue con su hijo Josep Lluís, quien además de trabajar el pan y los dulces también trabaja el chocolate.

Los buñuelos son unas bolitas hechas a base de harina, huevo, mantequilla y azúcar que servían para hacer pasar mejor los siete semanas de penuria y abstinencia de la Cuaresma. A diferencia de otros dulces, los buñuelos de Cuaresma tienen un aspecto sobrio y nada ostentoso. Todo lo opuesto las monas de Pascua que también encontramos en Cataluña durante la Semana Santa. La tradición manda comerlos los miércoles y los viernes, pero hoy se degustan en cualquier momento aunque existen pastelerías donde solo los siguen haciendo estos dos días. Y como toda buena tradición, también hay versiones y algunas dudas sin resolver, entre ellas el nombre. En la mayor parte de Cataluña se llaman buñuelos de Cuaresma, pero también hay quien los llama buñuelos de l'Empordà. Hay quien dice que son lo mismo, por ejemplo el Gremio de Pastelería de Cataluña, pero también que defiende su diferencia y origen territorial. Pero más allá de esta discusión, también existen los buñuelos de Cuaresma rellena de crema. Con Joana hicimos las dos versiones, los de viento y los de crema.

Los buñuelos de viento, según me cuenta Joana, se hacen con la misma pasta choux con las que se hacen las lionesas. Y mientras que las lionesas se hornean, los buñuelos se fríen con abundante aceite para que cojan aire y queden huecos. Se caracterizan por estar agujereados por el medio y una vez fritos se pasan por azúcar. Y si los queréis hacer, os recomiendo la receta de nuestra colaboradora Marta Sanahuja.

Buñuelos-18

  • Bolitas de masa choux lista para ser agujereada y freir en forma de buñuelo.

Buñuelos-16

  • Buñuelos de viento recién fritos preparados para azucarar.

Buñuelos-17

  • Los buñuelos de viento listos para comer.

Por otro lado, los buñuelos de Cuaresma rellenos de crema están hechos con otra masa un poco más consistente que se ahueca un poco más y permite que se puedan rellenar. En este caso no se hacen bolitas y Joana nos cuenta que poniendo la masa en una manga pastelera e introduciendo pequeñas cantidades de la misma en la sartén es mucho más práctico. Una vez fritas todas las bolitas se deben agujerear (ver la tercera foto a continuación) y rellenar con una manga pastelera. A partir de aquí el proceso es el mismo, azucararlos y listos para degustar.

Buñuelos-24

  • Pasta preparada para poner en una manga pastelera y freirla en forma de buñuelo. 

Buñuelos-25

  • Buñuelos recién salidos de la freidora.

Buñuelos-20

  • Manga pastelera rellena de crema y buñuelos preparados para ser agujereados.

Buñuelos-22

  • Buñuelos ya rellenados de crema y listos para azucarar.

Buñuelos-19

  • Buñuelos de crema listos para degustar.

¡Son de vicio! Seguramente no podréis coger solo uno, os lo dice una que los ha podido hacer y, posteriormente, degustar.