Experiencias

agosto 09, 2016

Vendimiar y “cortar con la pobreza”

El resultado será un vino ecológico, vinificado en ánfora, con levaduras autóctonas, sin sulfitos añadidos… Lo más in, cool, natural… Lo más. Y nada difícil de conseguir; apúntate y “talla amb la pobresa”.

El mundo del vino en Cataluña da muchas muestras de solidaridad a lo largo del año, pero nunca son suficientes. Así que cada nueva iniciativa es bienvenida y más aún cuando hay causas tan distintas a las que atender, sean educativas, sanitarias, sociales, culturales y por qué no también creativas.

El vigneron Ruben Parera es productor de cerezas ecológicas y vinos biodinámicos en la comarca del Alt Penedès. Él es el ideólogo de Verema Solidària, un proyecto que nace de una realidad que ha constatado como viticultor en los últimos años: “Durante el fin de semana recibimos la visita de enoturistas en la bodega, dispuestos a pagar por pasear por el viñedo, conocer y catar vinos. Pero, por otra parte, hay un problema grave de falta de mano de obra especializada para trabajar en el campo y algunas personas de las que contratamos viven a límite de la pobreza y la exclusión social”. Una realidad compleja de administrar que el incansable Ruben está empecinado en resolver.

Logo-color-Verema-Solidaria

Estos dos mundos tan distantes pero tan cercanos a la vez (el viñedo los une) son la base de un proyecto que nace para que haya una transferencia entre ambos, entre el enoturista con posibilidades y el trabajador con demasiado pocas. Verema Solidària propone al enoturista invertir tiempo y dinero para vendimiar este otoño. Su esfuerzo se verá recompensado con actividades enogastronómicas y los beneficios de su acción se destinaran a los que menos recursos tienen. La cita es el próximo 2 de octubre, en Sant Llorenç d’Hortons, en un viñedo de Finca Parera. Pero la fecha clave es el primer día de septiembre. El 1 empieza la campaña de micro mecenazgo a través de la plataforma Goteo y esto significa que desde ese momento se podrán reservar las plazas limitadas que hay para participar en la iniciativa solidaria. Se han diseñado distintas modalidades de colaboración, que permiten una mayor o menor implicación económica en el proyecto y, a la vez, un mayor o menor grado de reciprocidad en forma de vino y su acompañante eterno, la gastronomía. Para empresas y entidades, las opciones de colaboración están detalladas claramente en el blog. Cada vez son más las que van confirmando su apoyo y hasta incluso – faltaría más - desde el mismo sector del vino. Por ejemplo, las bodegas Celler Credo y Jané Ventura y la empresa de exportación de vinos ecológicos y biodinámicos Moonwine. Para los particulares, existen hasta cuatro modalidades de apoyo y gratificación:

Fila 0. Puedes realizar un donativo, la cantidad que desees, a voluntad. ¿La contrapartida? Recibirás el vídeo de la vendimia del 2 de octubre y los resultados, aunque no quieras participar en ella.

Experiencia Verema Solidària. 35 euros. Vendrás a vendimiar el 2 de octubre y compartirás con todos los asistentes una comida de campo con música y buena compañía.

Experiencia Verema Solidària + botella de vino. 50 euros. Vendrás a vendimiar y en marzo de 2017, cuando el vino esté acabado, recibirás la botella.

Experiencia Verema Solidària + botella de vino + cata. 95 euros. Además de vendimiar y recibir la botella de vino, participarás en una cata con maridaje dirigida por un sumiller de prestigio, en un espacio de vino de Barcelona. Habrá cocinero con estrella Michelin. 

DSC07735

Está claro que en un acto solidario son imprescindibles las personas que harán realidad la iniciativa. En esta ocasión deberían ser muchas, tantas como Verema Solidària pueda alcanzar. El tope está fijado en 200, así que los que tengan ya desde ahora interés, pueden pre-reservar su plaza. Pero tan importantes como los participantes son los receptores de su ilusión y esfuerzo: las personas que recibirán la ayuda económica. “Talla amb la pobresa”, la acción del 2 de octubre, reunirá fondos para dos colectivos: Caritas Sant Feliu de Llobregat y la Asociación de Familiares y Afectados por Enfermedad Mental del Garraf (AFAMMG) y, más concretamente, para un programa de refuerzo escolar en el caso de Caritas que necesita de la adquisición de material informático y para el mantenimiento de un huerto ecológico que permite realizar terapia psico-social a personas con enfermedad mental. 

La elección de ambas entidades no ha sido arbitraria. La idea de Ruben Parera la ha desarrollado Impulsa Fundraising, que creó los premios Verema Solidaria para escoger a las entidades con una delimitación territorial para esta primera edición. De todas las candidaturas seleccionadas, estas dos, arraigadas a la zona del Penedès y del Garraf, son las que mejor puntuación recibieron por parte de un jurado independiente y profesional que se reunió para emitir el veredicto.

*Autor: Ruth Troyano

Para los que ya han marcando en la agenda el 1 de septiembre (goteo.org) y el 2 de octubre (vendimia), os avanzamos que la vendimia, además de mucho estrés y trabajo, es también una fiesta. Los viñedos de Ruben Parera son hermosos jardines verdes con el telón de fondo de la mística montaña de Montserrat. La primera y única vez que le visité, me marché con una rosa en la mano y mucho aprendizaje tras la cata de sus vinos… Me olvidé las cerezas, eso sí, pero volveré.  Por cierto, para los que hayáis hecho el esfuerzo de terminar el artículo, los detalles del vino de la vendimia solidaria: será uva xarel·lo, la autóctona del Penedés. Será un vino ecológico, vinificado en ánfora, con levaduras autóctonas, sin sulfitos añadidos… Lo más in, cool, natural… Lo más. Y nada difícil de conseguir; apúntate y “talla amb la pobresa”.